¿Tarifa técnica del Subte a $7,47?

Según informa Crónica Ferroviaria Mediante Resolución Nro. 1841/2013 de la Jefatura de Gabinete de Ministros de fecha 27 de Junio de 2013, publicado en el Boletín Oficial del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Nro. 4183 de fecha 287/06/2013, el Directorio de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) resuelve lo siguiente: «Fijase el importe de la Tarifa Técnica del SERVICIO SUBTE en la suma de pesos siete con cuarenta y siete centavos ($7,47.-), conforme los costos de explotación del servicio subte reflejados en el Anexo I, que forma integrante de la presente Resolución».

Habida cuenta de que la tarifa se encuentra actualmente en $2,50.- esta resolución implicaría que la diferencia entre lo que se recauda en concepto de venta de pasajes descontados tasas, impuestos y gravámenes existentes debe ser considerado como un subsidio que permite la operación del servicio. Muchas veces es utilizado como muletilla por funcionarios y comunicadores sociales para indicar el atraso tarifario agravado fuertemente desde la crisis de 2001, la explicación última del estado del sistema de transporte metropolitano, y una expresión consolidada de la inflación. Mientras los gastos relevados llegan al 7,47 los ingresos mencionados solo a 2,50 y por lo tanto todo lo demás es subsidio.

De una vereda existirán quienes digan que el subte deberá mantenerse en 2,50 y subsidiarse hasta la cifra calculada como técnica, de la otra aparecerán presiones y propuestas mediáticas para indicar que es necesario un ajuste al alza. Así mismo habrá debate respecto de si se subsidia a la oferta, como actualmente sucede, es decir que por cada boleto cobrado se le incorpora su faltante hasta la tarifa técnica mientras la concesión se mantenga vigente; o si se subsidia a la demanda esto es que la tarifa se fija en un valor mucho mas elevado y determinados usuarios del sistema poseen tarifas «sociales» mucho mas económicas.

Sin embargo esta argumentación esconde otros inconvenientes y que parten justamente del concepto de tarifa técnica y que se involucra en la misma.

Si dejamos de lado la discusión de si en la tarifa técnica deben incorporarse los costos financieros podríamos resumir muy brevemente los costos de un sistema de transporte: infraestructura, material rodante, mano de obra. Aquí surge la primera cuestión que interesa debatir: salvo el modo automotor de colectivos todos los demás modos incluyen el costo de la infraestructura en su operación. Cual debería ser la tarifa técnica del colectivo si incorporamos el costo de construcción y mantenimiento de cada calle y avenida de la ciudad.

Adicionalmente bajo que supuestos económicos se basó el cálculo. ¿Que inflación estimó? ¿Que crecimiento? ¿Que expectativa de recomposición salarial para los trabajadores de subte imaginó? ¿Se elaboró con datos del INDEC, del IPCBA?

Hablar de tarifa técnica es también suponer que el subte es una sociedad económica independiente de la vida social. Es considerado como una empresa privada que en sí debe estar nivelada económicamente sin importar que beneficios o perjuicios realiza a la sociedad. El subte genera fuertes externalidades como por ejemplo abarata los costos de transporte, genera plusvalías en la renta urbana, etc. La segunda cuestión que ponemos en consideración es si la tarifa técnica tiene en cuenta cuanta plusvalía le hará ganara a los propietarios de los inmuebles de las cercanías de las nuevas estaciones a inaugurar, o cuantos nuevos impuestos recaudará la ciudad al mejorar la conectividad en la ciudad.

Por ultimo nos cuestionamos como debería contemplarse (o excluirse) de la tarifa técnica las compras de formaciones nuevas (las realizadas por el Gobierno Nacional para la línea A a China y las realizadas por el Gobierno de la Ciudad para la línea B al Metro de Madrid). Todas estas erogaciones ya realizadas o por realizar si bien pueden impactar en la economía y las finanzas de Subterráneos de Buenos Aires SE como concesionante, e inclusive de Metrovías SA como concesionaria, también pueden ser pensadas como externalidades a la gestión de la propia red y por lo tanto ser excluidas del cálculo financiero.

La ley 4472 de Regulación y Reestructuración del sistema de transporte ferroviario de pasajeros de superficie y subterráneo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires establece en su artículo 28 que «Entiéndese por tarifa técnica aquella que refleja los costos de la explotación del SERVICIO SUBTE, la que será establecida por la Autoridad de Aplicación. Entiéndese por tarifa al usuario la que efectivamente paga el usuario del SERVICIO SUBTE excluido el usuario de tarifa de interés social». Esto implica que del cálculo técnico en si es una atribución de la Autoridad de Aplicación, en nuestro caso SBASE, sin definir el legislador la forma en que debe calcularse ni definirse. Ese gris es el que permite imaginar un costo técnico en cualquier valor sin especificar claramente su contenido, sus bases, supuestos y proposiciones tenidas en cuentas para su cálculo.